sábado, 28 de mayo de 2011

Google Body Browser, una herramienta de formación en medicina

Imagén CT paciente real
Imagen CT real
Google anunció a finales de 2010 el proyecto Body Browser en versión beta. Aunque todavía no está publicada como un servicio más de Google,  continúa su desarrollo dentro de Google Labs, si está disponible una versión actualizada para el acceso libre de los usuarios. Básicamente se trata de una aplicación web que muestra en 3D (representación tridimensional) el cuerpo humano. Se pueden consultar distintas partes y funciones de la anatomía humana. En estos momentos existen dos modelos básicos, de hombre y mujer. La formación, tanto de estudiantes como profesionales de la medicina, puede mejorarse con esta herramienta dado su uso didáctico en el estudio de anatomía y biología.

Imagen generada con Google Body Browser
Imagen Body Browser
No es de extrañar que pronto se publique como servicio final, y que se incluya como herramientas a las instituciones de educación dentro de Google Apss para Educación. Igual que nos hemos acostumbrado a usar Google Earth para ver un lugar del planeta, ahora usaremos Body Browser para identificar alguna parte anatómica de nuestro cuerpo. Desde luego va ser un cambio importante en el estudio de la medicina al permitir en tiempo real, por ejemplo en una clase, mostrar a los estudiantes partes anatómicas desde diferentes ángulos de visión y en 3D. Tengo que reconocer que algunas imágenes sacadas de la herramienta podrían confundirse con imágenes médicas obtenidas de la reconstrucción 3D de un CT (Escáner de diagnóstico clínico) en un paciente real. Podemos ver a título de ejemplo una muestra de una imagen real y la del programa de Google. Para estar al tanto de las actualizaciones y novedades visitar el blog oficial. Curiosa versión también para una vaca que han hecho los desarrolladores. Aunque no tengan mucho interés en este tema les recomiendo probarlo para vean las capacidades gráficas que tiene y las posibilidades que aportará la formación en el futuro. Existe también una versión para dispositivos con Android que pueden descargar desde Android Market.






En el vídeo se muestra una demo de uso de la herramienta, obviar los primeros comentarios debido a la fecha en que se realizó y cosas que ya se han corregido. Hay que tener en cuenta que no es necesario instalar ningún programa especial en el ordenador, salvo contar con un navegador actualizado que soporte el protocolo WebGL para gráficos 3D.  En este caso indicar que para ello no vale el Microsoft Internet Explorer en su versión 9 actual, leer sobre el porqué en este artículo. Por lo que debe buscarse otro navegador como el recomendado Google Chrome, o bien Firefox u Opera que son soportados en sus últimas versiones. Información mas detallada sobre las especificaciones se puede encontrar en la Web Oficial de WebGL.

Pero tener en cuenta que a pesar de contar con el navegador podría no mostrarse la página. Dependiendo de las características técnicas del equipo (tarjeta gráfica principalmente) y del navegador, puede no soportar webGL o estar deshabilitado por defecto. Hay que comentar que se ha descubierto una vulnerabilidad en WebGL (nota  en español), y se debe tener cuidado si se activa. En Firefox se activa siguiendo para Linux este procedimiento y éste otro procedimiento para Windows según las pruebas que he podido hacer. En Chrome en uno de los casos he tenido que forzar el arranque modificando el acceso directo para añadir estos comandos, o bien ejecutarlo directamente:  chrome.exe --enable-webgl  o con:  chrome.exe --ignore-gpu-blacklist. En caso de problemas buscar en Internet alguna solución de acuerdo a nuestro PC, Sistema Operativo y el navegador que usemos.

Aunque ya existían aplicaciones similares, como Visible Body o Body Maps, destaca que esta sea de momento de uso gratuito. Siendo de Google la aceptación por los usuarios como herramientas útiles está asegurada. Veremos que nuevas funcionalidades aportan como puede ser vídeo de simulación sobre sistemas funcionales, como el sistema cardiovascular con el corazón latiendo y el flujo sanguíneo, procedimientos como una angioplastia, pruebas diagnósticas como un tránsito gastrointestinal, etc. Por último comentar el servicio que ya existe de Google Health, pensado con la idea de centralizar el historial médico, y poder compartirlo con quien deseemos, tal vez familiares y médicos que nos presten sus servicios.

No hay comentarios:


En continua evolución... ¿o no?